verso

"El mundo no cierra todavía" (Jorge Tamargo)

domingo, 25 de diciembre de 2011

Inauguro blog


Hace ya mucho tiempo que abrí mi primera página web (“Estudio Abierto”/ http://www.jtniebla.es/). Entonces preparé una página esencialmente dedicada a mi actividad como arquitecto, pero ya no pude evitar introducir en ella dos secciones independientes: una dedicada a la poesía y otra al diseño.Pasados unos años abrí, junto a mi amigo Paciel González, una nueva página dedicada en exclusiva al diseño (“Camaleonte”/ http://www.camaleonte.es/), pero no cambié entonces la página inicial donde seguían conviviendo las tres disciplinas mencionadas. 

Sucede que aquella primera página “mixta” necesitaba ya un cambio radical de diseño y contenidos, y quise aprovechar esta oportunidad para “deslindar” definitivamente las tres áreas a que dirijo mis intereses. De ahí surgió la idea de un blog para poesía y pensamiento. Este deslinde resulta para mí doloroso, porque concibo la arquitectura, el diseño y la poesía como zonas integrantes (y sólo artificialmente separables) de una y la misma región: el reino de la imagen. Sin embargo, no podemos negar que en los tiempos que corren a los arquitectos se nos pide ser arquitecto; a los diseñadores, diseñador; a los poetas, poeta; y que, desgraciadamente, a ninguno de los tres se nos pide ser pensador. En esta realidad social, donde la especialización producida por la cópula frenética de la ciencia experimental con la economía de mercado se erige como una meta última para casi todos, los espíritus menos especializados podemos resultar incómodos y hasta molestos. 

Por triste que nos parezca a quienes no participamos de ese impulso parcelario, un posible cliente para un proyecto de arquitectura puede confundirse y desanimarse al ver que su arquitecto tiene intereses más allá de su concreta necesidad. Lo mismo puede sucederle a posibles clientes de las diferentes escalas del diseño. Y qué decir de los escrúpulos que muchas veces muestran los consumidores o críticos de literatura ante quienes no se acomodan entre sus cotas disciplinarias. ¿Se puede ser poeta y construir edificios? Bueno, se me hace tan obvio el error de tales dudas que no creo necesario abundar demasiado en ello, al menos en esta primera entrada. Lo cierto es que son muchos los que me han recomendado “estancar” mis intereses aunque sólo sea, (como es lógico, pues lo otro sería para mí imposible) de cara a su divulgación en la red. De lo anteriormente explicado nace este “Encomio de la imagen”, blog que pretende compartir con amigos y lectores en general temas de arte, literatura y pensamiento. 

En este espacio iré publicando noticias relacionadas con mi actividad poética, poemas de libros editados y, por qué no, poemas inéditos, vídeos de recitales, etc. Iré publicando además (espero tener tiempo para ello) textos sobre temas que me inquietan; iré compartiendo descubrimientos que considere interesantes, pues modestamente espero poder ayudar a promover obras de interés de otros poetas y artistas… 

En fin, como no tengo ninguna experiencia en este "territorio bloguero", no alcanzo a vislumbrar qué pasará, ni cuánto tiempo me llevará mantener el espacio vivo. En cualquier caso, me dejaré sorprender y veré si soy capaz de hacerlo. Para ello espero contar con vuestra complicidad, y muy especialmente con la ayuda, siempre inestimable, de mi mujer, Marisela, mucho más hábil que yo (también) para estas cosas. Un saludo inaugural para todos.

Jorge Tamargo

10 comentarios:

  1. Hola Jorge, te escribo desde Argentina, con calor y mucha amistades. Me alegra saber que has hecho un blog, para que otra gente pueda leer tus poemas y escritos que generosamente compartís.
    Un gran abrazo, querido amigo poeta, no dejes de compartir ny sorprendernos tu creación.
    Hugo Busso

    ResponderEliminar
  2. Jorge, gran alegría encontrar tu anuncio e invitación al blog que has creado. Sobra decir que te seguiré. Ya era hora de que nos brindaras un sitio público donde pudiéramos buscarte todos, no tan sólo los ¿cuántos? que poseemos tu dirección electrónica. Perfecta la fecha elegida para este regalo. Y una bienvenida a lo ineludible de la "especialización", que nos va a facilitar acceder a ti con más y mejor inmediatez, sin los espacios y tiempos que la poética integrada a la arquitectura y al diseño nos imponía. No hay que olvidar que, al final, "los espíritus menos especializados" son los mismos de siempre: unos pocos elegidos, y tan prescindibles o fundamentales como todos. Lo que ha conseguido lo que llamas "la especialización producida por la cópula frenética de la ciencia experimental con la economía de mercado" es brindarle protagonismo a quienes jamás lo hubieran tenido sin ella. No es que no haya espacio para un pensador: es que la mayoría que no piensa, esa que siempre ha existido y existirá pero que antes no contaba, ahora es protagonista tanto o más que el solitario o traumatizado sabio, tantas veces tímido e incapaz de fregar un plato, no digamos ya de luchar por conquistar los mismos espacios exclusivos que antes poseía y hoy se les antojan inadecuados, o de admitir la competencia de simples mortales. Ni está fuera el pensador ni es malo que existan "especialistas": simplemente es lo que hay... y todos somos ambas cosas... y para bien.
    Así que adelante. Ya estamos esperando a "ver qué pasa"...
    Abrazos,
    Rubén.

    ResponderEliminar
  3. Jorge,hermano,adelante.En esto tambien seras exitoso.Gracias por facilitarnos el acceso a tu trabajo literario.
    El abrazo de siempre,
    Brito
    12-26-11

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Hugo, por tus palabras de ánimo. Pásalo bien por allá. Nos veremos pronto, seguro. Y sí, espero que este espacio, con vuestra ayuda, sirva para compartir cosas que nos importan. Jorge

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Luisisto (Brito) hermano. Desde un espacio sin fondo, con un eco inabarcable llegan tus palabras. Es como si yo mismo, en ese idioma íntimo de la adolescencia que persevera con un afán de perenne albor, me hablara. Tenerne por ahí será siempre un magnífico acicate. Jorge

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Rubén, querídísimo amigo, por tu saludo a esta iniciativa. Tu blog ha sido una de las referencias a la hora de tomar la decisión de aparecer en este formato que, a priori, me atemorizaba un poco. Suelo participar en él, en el de Alexis, en el de Odette; más recientemente hice una incursión en de Gisela, y haciéndolo fui perdiéndole el "miedo" al formato. Y sí, aquí apareceré como poeta, aceptando la necesidad de deslindar "competencias". He tardado bastante tiempo (soy lento para estas cosas) en aceptar que, como bien dices sobre la especialización superlativa: "es lo que hay". Imagino que, como en todo, en ello aparecen ventajas y desventajas, pero qué mal preparada está la gente como yo para ver las ventajas. Peor para mí, lo sé, que buscando informar lo Uno, tengo que "trocearme" (perdona el punto romántico del término) para navegar en su informe segmentación. En fin, contigo pienso: es lo que hay. Te abrazo. Jorge

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartir tu saber. Estoy seguro de que tus reflexiones también ayudarán a transformar el Universo que habitamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Santi. Lezama dijo (no es literal) que con sólo accionar un conmutador en La Habana, se podía provocar una cascada en el Ontario. Nunca se sabe qué palabra, qué foto, qué imagen activará un conmutador fértil en culaquier rincón de nuestro imaginario común, que es el "saco" de todas las cascadas. Así que sigamos intentándolo. Un abrazo. Jorge

    ResponderEliminar
  9. Jorge, es un placer que compartas nuestra presuntuosidad cibernáutica, fui detractora de los blogs hasta que dejé de serlo y me acostumbré, mutante y voluble, a decir mis más caras ideas en voz alta, tus palabras tienen un tono divertido de resignada espiritualidad renacentista perdida en el siglo XXI, pero te asiste la razón, el hombre es cada vez más especializado y cada vez más ignorante. Cuando cogía botella en Cuba para ir a la Universidad, los camioneros leían Los miserables, ahora los universitarios no saben quién es Platero. Agradezco que estés aquí ilustrado-hombrecito-bienintencionado.

    ResponderEliminar
  10. Ay, qué bonito eso de ilustrado-hombrecito-bienintencionado. Me ha encantado, Gisela. Gracias. Me he sentido entendido y acunado, como en la fase oral freudiana. ¿Qué más se puede pedir? No pretendía tanto para una primera entrada. Muy bien visto. No sé si ilustrado, de veras, siempre queda tanto por aprender... pero hombrecito, seguro, y bienintencionado, pues sí. ¿Qué mala intención puede haber en encomiar la imagen? Incluso puede que merezca la pena hacerlo todavía hoy. Desde luego que con interlocutores tan inteligentes como tú, la mera intención ya supone regocijo bastante. Gracias por acompañarme adonde las buenas intenciones tal vez puedan tensar a la vez la imaginación y la inteligencia, adonde, quién sabe si (permíteme invitar a Dante) "el tiempo con tiempo se repare". En ese lugar de afectos e intereses comunes, con el tiempo reparado, tal vez encontremos un instante de compartida ataraxia. Puede que sea también pretencioso, pero no lo añadiría a tu nombre encadenado porque me pareció sencillamente perfecto. Gracias de nuevo, Gisela, muchas gracias. Te abrazo. Jorge

    ResponderEliminar