verso

"El mundo no cierra todavía" (Jorge Tamargo)

lunes, 14 de septiembre de 2015

Rectificación de errores y tendencias negativas






Aunque no me dedico a leer espacios como el suyo, no puedo evitar tropezármelo en algunos medios. Normalmente lo obvio, que es lo debería hacer siempre, pero esta vez siento que debo expresarle mi más enérgica disconformidad con su artículo El hombre nuevo, la rana toro y el pez gato porque su texto y usted padecen:

                            . Visión eurocéntrica
                            . Determinismo geográfico
                            . Lenguaje filoimperialista
                            . Bromas de mal gusto con relación a cosas importantes
                            . Desconocimiento de los logros de la Revolución Cubana
                            . Irrespeto por los grandes hombres que ha dado su patria
                            . Mentiras y medias verdades que generan confusión entre los lectores

Debía sentir vergüenza por dedicar su talento en una dirección tan desafortunada. Quienes amamos a su país sabemos que su gente sabrá salir de todos esos problemas que tienen, no siempre generados de manera interna. Creemos en ellos y en el camino que no sin dificultades se han marcado, porque tendrán algunos problemas materiales pero dignidad les sobra, y dignidad es lo que a usted le falta, lo siento.


Bueno, lo más dignamente que puedo, respondo “en abierto” a esta nota. Debe ser de ese lector esporádico y contestatario que tengo, y que todo escritor filoimperialista merece. Creo que éste ya me interpeló hace un tiempo, con parecido tono y por similar vía, (correo electrónico anónimo) cuando escribí alrededor del origen tirio-troyano de Castro. ¿Será ciertamente el mismo? El sujeto escribe con mediana solvencia, su ortografía y sus formas son correctas. Lo imagino varón, caucásico, de mediana edad, con voz grave, relativamente instruido, un poco resentido y quizás con algún pequeño defecto físico… ¿Presbicia? ¿Vivirá sólo? ¿Estará jubilado? Porque, ¿quién podría leerme sin querer hacerlo, cuando muchas veces no lo hacen ni siquiera quienes dicen desearlo y (qué locura) necesitarlo? Desconozco por qué razón no firma ni se pronuncia ante todos. ¿Vivirá en Cuba? Habla como si no fuera cubano (―Quienes amamos a su país…). ¿Trabajará para el gobierno de la isla? ¿Tendrá una cuenta ilegal de correo? ¿Carecerá de permiso oficial para mostrar su identidad?

El caso es que su nota me hizo pensar mucho. Esta vez las acusaciones son muy graves. ¿Las merezco? Creo que sí. Aunque no tuve toda la culpa. Les cuento: Hice una investigación profunda sobre el asunto, y eché una bronca tremenda a mi primo Juan Manuel, quien, después de ser casi torturado, (le retiré durante un mes el generoso estipendio que le doy por informarme puntualmente sobre la actualidad cubana) reconoció ser el autor del bulo sobre las ranas toro en las pozas de las calles de Guanabo, y haber manipulado asimismo la foto (ahora fotomontaje) que introduce aquel texto: (http://encomiodelaimagen.blogspot.com.es/2015/06/el-hombre-nuevo-la-rana-toro-y-el-pez.html)

Qué vergüenza. Resulta que mi primo, pensando que me interesaría la imagen resultante, y sin prever el uso que finalmente yo le daría, buscó y encontró en Internet una foto tomada en un suburbio de Niamey (capital de Níger), le encasquetó un celaje caribeño, y convenció a Babila (un camerunés que criaba ranas goliat en su país natal, y que vive en Guanabo hace varios años trabajando como entrenador de béisbol en las categorías infantiles) para que, a cambio de un par de cervezas frías, le diera una foto suya de cuando era ganadero en África, más el permiso para introducirla en el dicho simulacro. Con todo ello bien ajustado en un programa de tratamiento de imágenes, montó la foto que me indujo al engañoso artículo. Así que el bueno de Babila aparece en ella con uno de sus otrora sementales, en una “calle” que nada tiene que ver con Guanabo, sobre un fondo creo que jamaicano.

Ruego que me perdonen, porque, además, lo que me contó Juanma sobre la importación de ranas goliat desde Haití, y cándidamente reproduje en el texto que ahora rectifico, es también una patraña. Al parecer en el país hermano no quedan ejemplares de esa subespecie, tampoco en los abundantes charcos de las calles y terraplenes de Puerto Príncipe, donde antaño proliferaron. Ni siquiera por ser muy preciados para la celebración de algunos ritos vudú, pudieron salvarse de la cazuela.

El programa de importación de anfibios en Cuba es secreto. Nada tiene que ver con su repoblación callejera. Dicen las malas lenguas del Ministerio de Salud Pública (esta vez me esforcé y di con fuentes más seguras) que en la isla se retomará la prueba de embarazo que implica a estos animales: Prueba de la rana, se llama. Fue recomendada por las autoridades sanitarias de Bolivia. Resulta que si se inyecta subcutáneamente a la hembra de esta especie una dosis de orina de la mujer que se investiga, y se observa el plazo en que el animal desova después de haber sido inoculado, se puede saber con total seguridad si se sostienen las expectativas de prole (en la mujer, por supuesto). Para esto se quieren llevar ranas goliat a Cuba. Están pensando importarlas directamente desde Guinea Ecuatorial. Juanma oyó campanas y no supo dónde. Así que se inventó la historia que yo, por necio y liviano, les transmití sin haber comprobado lo bastante.

En realidad las calles de Guanabo están en perfecto estado. El hombre nuevo y cubano progresa adecuadamente, como queda claro al comprobar el interés que tienen los norteamericanos en reanudar las ejemplares relaciones de hermandad que unieron a ambos pueblos durante la primera mitad del siglo XX.

Lo del clarias o pez gato, otro invento de mi primo. Sí, fue implantado en los ríos habaneros, pero no causa ningún daño. Todo lo contrario. Los cubanos adoran a este gracioso pez que enriquece su dieta y limpia los ríos de otros animales nocivos. El gobierno sigue un concienzudo proyecto biotecnológico para mejorar la especie: pretende aumentar progresivamente su peso y su talla, así como acortar su ciclo reproductivo. Incluso ya prepara la primera edición de un concurso internacional que se celebrará en Batabanó cada dos años para premiar a los mejores entre criadores del mundo entero. En ausencia del manjuarí, prácticamente extinguido en la isla por razones que no vienen al caso, el clarias se encamina a ser designado oficialmente, y con toda justicia, Pez Nacional.

En suma, que rectifico. Reconozco que estuve inexacto y tendencioso en aquel texto. No sé muy bien a qué se refiere el lector que me contesta con eso de “visión eurocéntrica” y “determinismo geográfico”. Tendré que averiguarlo. Pero de momento, y como parte de mi pública disculpa, ofrezco una nueva imagen combinada: Encima, el engañoso fotomontaje de mi primo Juanma (qué bien me la coló, el muy…). Debajo, la situación real de la citada esquina de Guanabo en la actualidad. Esta última foto fue tomada recientemente por mi cuñado Alexis, (guanabero cabal de quien me fío) mientras se celebraba allí una manifestación de jóvenes estudiantes que rememora la Campaña de Alfabetización llevada a cabo por el Gobierno Revolucionario a principios de los sesenta, y que tan buenos resultados dio.

Rectificar es de sabios… O, por lo menos, de honrados. ¡Vivan los Castos! 



9 comentarios:

  1. ¡Ah! No y no¿Cómo es posible Tamargo,que pierdas tu magnifico talento,tu tiempo valioso,y sobretodo tu estatura de hombre con una sólida escala de valores,con un sentido absoluto de éticas ?
    Cada cual lleva la verdad desde su óptica, pero sucede que la tuya va junto a miles de miles de cubanos que hablamos desde el mismo dolor y la misma ausencia,la misma vivencia.Los que como tu se ausentaron de la patria hace más de 20 años y los que como yo,solo 3,¿vamos a equivocarnos en los mismos juicios,certezas?
    Luego...qué nombre,dirección lleva quien te critica? Las opiniones pueden no coincidir-eso se llama libertad de expresión -y se respetan cuando van con voz clara y alta,pero en otras formas son mezquinas,miserables e inciertas.
    Son las 3:39am de este lado del océano,pero amigo mío,leerte seguirá siendo luz y universo para los que buscamos el sentido justo del conocimiento,la verdad y la justicia
    Gracias JorgeTamargo por todo y...AL DIABLO-pondria una mala palabra,pero me lucen hasta lindas para pinerselas a ese individuo-con,con.es que no tengo ni un adjetivo que me sirva,en fin!!¡a la porra ese tipo y la barrabasada de su comentario!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja. Ratifico cada una de las palabras de este valeroso compañero. Enérgica respuesta a tanta patraña. Eres mi hermano pero en este tema hay que ser transparente. Lo siento. Jajajaja
    ¡Vivan los Castos! ¡Viva la erre que se va de rumba! Jajajaja

    ResponderEliminar
  3. No sé qué pasa que no sale mi nombre. Pero te lo pongo aquí: Luis Enrique Valdés Duarte. A ese tal Juanma ya lo tenemos fichado. Se le van a quitar las ganas de andar con el chismecito. Jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Sr Tamargo: Quiero expresar mi más enérgica protesta ante su apátrida escrito rechazado por nuestro combativo compañero El Guarapito.
    Al parecer usted a olvidado: Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la Clarea engorda

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos, amigos. A los anónimos y a los que firman, por su complicidad a toda prueba. Los quiero

    ResponderEliminar
  6. Jorge, hermano mío, te quiero y te extraño.. y a la familia...

    . Visión eurocéntric.. y bien!
    . Determinismo geográfico... y bien!
    . Lenguaje filoimperialista.. también y qué.. o quién no..
    . Bromas de mal gusto con relación a cosas importantes… no debes seguir hablando así de ti!!!
    . Desconocimiento de los logros de la Revolución Cubana… eso es un desacierto tuyo.. habernos largado de aquel infierno es un logro de la revoilusión cubana.. no lo trates así!!
    . Irrespeto por los grandes hombres que ha dado su patria… aquí no me queda claro si se refiera a los sapos o a la clarias..
    . Mentiras y medias verdades que generan confusión entre los lectores... bueno, eso te pasa por hablar del sitio en que se ha convertido el sitio donde nacimos…

    Resumiendo… Estoy loco por verlos.. por pasar una de esos fines de semana perfectos q a ti y a tu hermosa familia me tomé el atrevimiento de robar!

    No sé si lo dije al principio: Jorge, hermano mío, te quiero y te extraño.. y a la familia...

    ResponderEliminar
  7. Gracias, amigo. Nosotros también te extrañamos mucho a ti. En estos días haré lo posible por llamarte. Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja. Río, dirías tú, Jorge. Y pienso en ese anónimo desconocido, solo un segundo, porque luego tu lucidez lo borra. Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué generosa eres conmigo, amiga. Gracias de nuevo por lectura y comentario.

    ResponderEliminar